Los precios al productor de Estados Unidos subieron el doble de lo esperado en junio por una fuerte alza en los precios finales de la energía, mostraron el martes datos del Gobierno. El Departamento de Trabajo dijo que el Indice de Precios al Productor, o precios pagados a las puertas de fábricas y granjas de Estados Unidos, se incrementó en 1,8 por ciento, su mayor ganancia desde noviembre del 2007. Los precios subyacentes, que eliminan los costos volátiles de alimentos y energía, subieron un 0,5 por ciento, más de lo esperado.