La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Banco de España y la Dirección General de Seguros han puesto en marcha una "ventanilla única" de consultas sobre productos y servicios financieros. A partir de ahora, cuando un particular presente una consulta ante cualquiera de estas tres instituciones recibirá la respuesta del organismo competente, independientemente de ante cual de ellos la haya presentado. Este sistema unificado, que funcionaba ya para quejas y reclamaciones, pretende no sólo resolver dudas sino proteger los derechos y los intereses de los usuarios de estos servicios. Los ciudadanos pueden dirigirse a cualquiera de los tres organismos y realizar sus consultas por correo ordinario y electrónico, teléfono o fax.