Los ministros de Economía de la UE aprobaron hoy tras 11 horas de negociaciones un fondo de rescate dotado con 500.000 millones de euros para asistir a los países de la eurozona, y especialmente a España y Portugal, si tienen problemas para refinanciar su deuda. En el mecanismo participará también el Fondo Monetario Internacional (FMI), con una aportación que podría llegar a 250.000 millones de euros, anunció la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado

Además, el Banco Central Europeo (BCE) comprará deuda pública en los mercados secundarios para inyectar liquidez y estabilizar los mercados de deuda soberana.