Los jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona acordarán este viernes reforzar y flexibilizar el fondo de rescate de 750.000 millones de euros para países con crisis de deuda.

Los máximos mandatarios económicos de la zona euro, habría accedido así a la petición de España.

No obstante, los detalles de la ampliación y de las nuevas operaciones que podrá realizar el mecanismo, entre las que se encuentran la compra de bonos o la concesión de líneas de crédito preventivas, se dejan para el próximo Consejo Europeo que se celebrará a finales de marzo, como exigía Alemania, según publica Europa Press.