Los defraudadores datos de paro de EE.UU. han insuflado miedo a los inversores internacionales que se refugian en el oro y el bund, mientras huyen de las bolsas internacionales y la renta fija americana.

La mala noticia de los datos de empleo oficiales de EE.UU. ha venido de la mano del sector privado, ya que éste sólo creó 17.000 empleos en el mes, bastante menos de los 95.000 previstos y de los 156.000 del mes anterior en cifra revisada. El empleo no agrícola se mantuvo plano en el mes de agosto frente a un aumento revisado a la baja en julio de 85.000 puestos.

Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos tocaron hoy  máximos de sesión, poco antes de la publicación del informe oficial sobre la creación de empleos, en medio de apuestas a que será débil. El precio del bono referencial a 10 años subía 2/32 en precio y rendía un 2,12%, un punto básico por debajo del cierre del jueves.

Los inversores internacionales corren a resguardarse además, en el oro, cuya onza roza los 1.900 dólares, así como en el bund alemán, bono refugio por excelencia, cuya rentabilidad ha perdido el 2%.

Mientras, los índices europeos caen con fuerza. El Ibex 35 cede un 3,38% hasta los 8.465 puntos

GRÁFICO BUND ALEMÁN 10 AÑOS