Las compras no vuelven, de momento, a la bolsa estadounidense. Parece que los inversores necesitan más señales de bonanza macroeconómicas para decidirse. Así pues, el rojo sigue vistiendo los índices, en el caso del Dow Jones con descensos del 0,10% hasta los 10.309 puntos y en el Nasdaq y el S&P 500 con caídas del 0,29% y 0,25%. En el mercado de divisas el euro sube ligeramente con los datos de crecimiento de la euro zona hasta los 1,28 dólares y, en el de materias primas, el barril de crudo cotiza a 75,95 dólares.
Los inversores no se conforman con las buenas noticias conocidas hasta antes de la apertura de mercado, ni las ventas minoristas ni el IPC animan la cotización.

En concreto hoy hemos conocido que las ventas minoristas aumentaron en julio por primera vez en 3 meses. La demanda minorista subió un 0,4% impulsado por las ventas de automóviles y gasolina.

En cuanto a los datos de IPC hoy se conoció que aumentó en julio por primera vez en cuatro meses (0,3%) gracias a los mayores precios de la energía, pero la inflación subyacente permaneció moderada, todo en línea con las expectativas, por lo que se confirma que el fantasma de la inflación no parece acechar EE.UU.

Quien confía en la recuperación del crecimiento de EE.UU. es la OPEP que ha elevado su previsión de demanda por 2010 en base a este presagio. Concretamente el grupo mejoró su previsión de aumento de la demanda mundial de crudo en 100.000 barriles diarios a un millón de barriles al día.

Ya en el apartado empresarial, las cuentas protagonistas de la sesión son las de Nordstrom. La compañía de artículos de lujo demuestra una vez más que este sector es más resistente a las crisis y multiplica por 39 sus ganancias del segundo trimestre. Nordstrom confirma las expectativas de los expertos y revalida sus pretensiones de ganar 2.420 millones de dólares este año, aún así, el valor cae en bolsa un 0,32%.

Sin duda, los dispositivos Android están siendo objeto de muchas disputas entre las tecnológicas. Primero fueron Apple y HTC quienes rivalizaron por esta tecnología y ahora es Oracle la que demanda a Google por violación derechos propiedad de su plataforma Java. Hoy los títulos de Oracle ceden un 0,44% y los de Google un 0,37%.