Los inventarios mayoristas bajaron en abril en Estados Unidos un 1,4%, después de una caída del 1,8% el mes anterior, dato este último revisado dos décimas a la baja.  Los analistas consultados esperaban una caída del 1,2%.