La nueva normativa para las tasas de terminación móvil que el regulador de telecomunicaciones de Reino Unido (Ofcom) está ultimando podría suponer una caída anual de los ingresos de Telefónica en el país de entre unos 200 y 300 millones de libras (225 y 337 millones de euros al cambio actual), según indicó hoy Renta4 en un informe.
De acuerdo con los cálculos del departamento de análisis de la firma de bolsa, la propuesta que prepara el regulador británico para disminuir en un 50% entre 2011 y 2015 los precios que los operadores móviles cobran a otras empresas por utilizar su red podría suponer un recorte de unos 1.000 millones de libras (1.126 millones de euros) en los ingresos del sector.

En concreto, para la filial de Telefónica O2, la decisión de Ofcom provocará una caída anual de sus ingresos en Reino Unido (12% del total de ingresos del grupo y 8% del beneficio bruto de explotación) de unos 200 y 300 millones de libras, lo que supone una "noticia negativa", indica la firma, que mantiene su recomendación de "sobreponderar".

Los precios de terminación móvil tienen incidencia directa sobre los ingresos de los operadores de telecomunicaciones. Según la firma de calificación Fitch, las tarifas de terminación en la actualidad representan entre el 12% y el 15% de los ingresos europeos de servicios móviles.

Por esta razón, Fitch estima que los recortes en las tasas de terminación en móvil podrán suponer una disminución de entre el 2% y el 3% anual en el crecimiento de los ingresos por servicios de las compañías móviles durante los próximos tres o cuatros años.

Los reguladores de telecomunicaciones de los principales países europeos han tomado decisiones similares recientemente. En el caso español, la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) aprobó el pasado mes de julio un recorte en las tasas de terminación en móvil de entre el 40 y el 50% hasta mediados de 2012.

En concreto, la CMT aprobó un recorte escalonado del 43% en los precios de terminación en redes móviles para las tres principales operadoras-- Telefónica Móviles, Vodafone y Orange-- y del 52% para el cuarto operador con red propia en España, Yoigo.

De esta forma, desde el pasado mes de octubre hasta abril de 2012 comenzará una senda de descenso hasta un precio de 0,04 euros desde los 0,07 euros iniciales, para los tres operadores móviles con mayor presencia en España, así como para sus respectivos operadores móviles virtuales (OMV).

Por su parte, para Xfera, que en España opera bajo la marca Yoigo, la CMT plantea un descenso del 52% respecto al precio actual, hasta alcanzar los 0,04976 euros en abril de 2012. El precio más alto de Yoigo se debe que al incorporarse más tarde a un mercado ya maduro soporta unos costes unitarios superiores y para adaptarse a sus rivales.