Las principales bolsas europeas despiertan la sesión a la  baja debido a las caídas experimentadas por los principales índices en Asia. Así el DAX cede un 0,7%, hasta los 12.453 puntos. El FT-100 descuenta algo más de seis décimas de su nivel mientras que el CAC-40 amanece con caídas del 0,48%, hasta los 5.417 puntos. El MIB italiano cede tres décimas, hasta los 13.540 puntos,  mientras que el Eurostoxx 50 cede un 0,7% hasta los 3.484 enteros.

A pesar de la caída que experimentan los índices en la apertura, los expertos ven que el índice recupera con fuerza valor relativo frente a Wall Street “debido a la fortaleza que sigue experimentado el dólar”, reconoce Alfonso Centeno, trader independiente. El euro se intercambia por 1,2215 dólares en los primeros minutos de negociación.

De nuevo todas las miradas de la sesión estarán puestas sobre el crudo que ayer fue protagonista para “mal” después de que  Donald Trump se haya replantead su postura de dar por finalizado el acuerdo con  Irán por el que se levantaban las sanciones económicas al país asiático a cambio de que este renunciara a su programa nuclear. Esto provocó un giro a la baja en el precio de la materia prima “con los inversores considerando que se reduce el riesgo de que la producción iraní de petróleo vuelva ser excluída del mercado por nuevas sanciones estadounidenses”, a juicio de los expertos de Link Securities. Hoy el barril de crudo sigue cayendo en la apertura. El tipo West Texas cae hasta los 67,55 dólares mientras que el Brent baja hasta los 73,71 dólares por barril.

Hoy pocas referencias macro de las que estar pendientes en la sesión con lo que la atención estará puesta sobre los resultados que publiquen las compañías europeas.

Credit Suisse ha dado a conocer las cifras del primer trimestre con unos ingresos de 5.640  millones de francos suizos y beneficio neto de 694 millones de francos, frente a los 649 millones estimados por el consenso. La solvencia queda en el 12,9% y la entidad se muestra optimista en el potencial de crecimiento de la gestión de activos. Los títulos de la entidad suiza suben cerca de un 4% en los primeros minutos de negociación.

Kering publicó ayer sus resultados al cierre con unas ventas de 3.111 millones de euros a cierre de marzo, que suponen un 27,1% más que las obtenidas en el mismo período de 2017 y por encima de la estimación del consenso. A nivel orgánico, crecen las ventas un 37,9% interanual y  Gucci es la marca que más crecimiento aporta.  Sus acciones suben un 5,5% en la apertura.

En Francia, Air Liquide alcanzó unas ventas de 5.010 millones de euros, por encima de los 4.970 millones estimados por el consenso. El ratio cash flow/ventas queda en el 19,5%. Asumiendo el entorno, “la compañía se ha mostrado confiada en crecer a nivel de beneficio neto en el ejercicio 2018 a TCC y excluyendo excepcionales”, ha comentado el CEO de la compañía, Benoit Potier. Los títulos de la compañía ceden un 1,18%, hasta los 104,75 euros por acción.

Atos ha desvelado un crecimiento del 3,7% en las ventas respecto al primer  trimestre de 2017. El crecimiento orgánico queda en el 2%. Los pedidos trimestrales alcanzan los 2.940 millones de euros y confirman las expectativas para 2018 (crecimiento orgánico del 2-3% en ventas, margen operativo del 10.5-11% de las ventas y FCF en torno al 60% del margen operativo). Las acciones de la compañía suman un 0,69%, hasta los 109,45 euros por acción.

En el plano de las operaciones corporativas, la nipona Takeda volvió a mejorar su oferta sobre Shire por caurta vez. La oferta valora Shire en más de 49.400 millones de euros e incluye más proporción en efectivo.  El consejo de la firma irlandesa, tal y como se esperaba, aceptó la oferta. El acuerdo preliminar se establece en 49 libras por acción (27,26 libras en nuevas acciones y 21,75 libras  en efectivo). Esto se traduce en un montante de 46.000 millones de libras  y una deuda neta de 13.600 millones de libras,  valorando a Shire en cerca de 60.000 millones.

Dentro del Eurostoxx 50, entre los valores que más posiciones se dejan están los títulos de Deutsche Post, con caídas de más del 4%, seguido de Siemens y Airbus, que contabilizan caídas de más de un punto porcentual en los primeros minutos de negociación.

Entre los valores que más posiciones avanzan: Loreal, Ibedrola y Vivendi con subidas que superan las tres décimas porcentuales.