La inversión hotelera en España cayí hasta un  23% en 2010, alcanzando los 487 millones de euros, según un estudio elaborado por el grupo consultor inmobiliario BNP Paribas Real Estate.

Madrid y Barcelona concentraron el 70% de la inversión hotelera durante el año pasado, en línea con la tendencia inversora de los últimos tiempos dirigida fundamentalmente a las grandes urbes.

Según la consultora, la incipiente recuperación del sector hotelero español aún no se ha reflejado en la inversión que "continúa sin responder en nuestro país, principalmente, por las dificultades para la financiación que continúan lastrando el mercado". De todos modos, los inversores parecen tener sus miras, de nuevo, puestas sobre el sector hotelero español, pese a que la diferencia entre las expectativas de compradores y vendedores "sigue siendo amplia".