Santander recorta beneficios. Tras los buenos datos de los test de estrés, la entidad presidida por Emilio Botín anuncia un descenso del 1,6% en sus beneficios hasta el mes de junio así como un aumento de su tasa de morosidad del 3,37%, tras crecer centésimas si se compara con el trimestre anterior.
En total, Banco Santander obtuvo un beneficio neto de 4.445 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un 1,6% menos que en igual periodo de 2009, informó hoy la entidad.

El presidente del banco, Emilio Botín, destacó que los resultados del primer semestre dan confianza en que la entidad cerrará el año con un beneficio "en el entorno" del obtenido en 2009, manteniendo además la retribución por acción, que fue de 0,60 euros.

El margen de intereses del Santander alcanzó los 14.499 millones de euros, un 14,6% superior al del primer semestre del año pasado, en tanto que el margen bruto sumó 20.874 millones de euros, con un crecimiento del 7,8%. Por su parte, el margen neto se elevó un 6,6%, hasta los 12.063 millones de euros.

El banco cerró el semestre con una tasa de morosidad del 3,37%, con un aumento de tres centésimas en el último trimestre, "el más bajo desde que estallara la crisis financiera internacional en el verano de 2007", subrayó la entidad. Hace un año, la mora del Santander se situaba en el 2,82%.