Los contratos a futuro sobre las acciones de Estados Unidos apuntaban a una una apertura al alza a medida que los operadores regresaban de la pausa tras el feriado de Navidad, si bien las aerolíneas apuntaban a la baja después de que un fallido intento por hacer explotar un avión estadounidense de pasajeros afectara al sector. Los contratos a futuro sobre Promedio Industrial Dow Jones subían 12 puntos a 10478, mientras que los futuros sobre el S&P 500 escalaban 1,7 puntos a 1123,7 y los futuros sobre el Nasdaq 100 avanzaban 6,25 puntos a 1874,25.
Los volúmenes deberían mantenerse bajos, debido a que la semana se verá acortada por el feriado de Año Nuevo. Los índices de referencia lograron cerrar en nuevos niveles máximos para el año el jueves y mantuvieron así el ritmo lento pero seguro que los ha llevado a subir durante buena parte de este mes.

El S&P 500 cerró la semana con un avance del 2,2% a 1126. El Promedio Industrial Dow Jones escaló un 1,9% durante la semana a 10520 y el Índice Compuesto Nasdaq subió un 3,4% en la semana para cerrar en 2286.

No se publicarán informes económicos el lunes.  Cal-Maine Foods informó una ganancia de 67 centavos por acción para su segundo trimestre fiscal. El mercado esperaba una ganancia de 66 centavos por acción.

Kraft podría registrar movimiento después que se informara que la italiana Ferrero S.p.A. reiteró su interés de unirse a la oferta por la británica Cadbury.

Las aerolíneas caían el lunes. AMR descendía un 1,8% y Delta Air Lines caía un 1,2%. Los pasajeros ahora enfrentan medidas de seguridad más estrictas luego que un nigeriano en un vuelo de Northwest de Amsterdam a Detroit intentara hacer explotar el avión una hora antes de aterrizar el viernes, lo que le fue impedido por otros pasajeros.

Los mercados de Asia también subían el lunes. La bolsa de Shanghai encabezaba el avance y el índice japonés Nikkei 225 cerró en su nivel más alto en cuatro meses.

El índice Hang Seng de acciones líderes cayó 36,78 puntos, o un 0,2%, a 21.480,22 tras subir hasta 222,39 puntos, o un 1%, en la mañana.

El Índice Compuesto de Shanghai, que incluye acciones A y B, cerró con un alza del 1,5%, o 47,44 puntos, a 3188,79. El Nikkei subió 139,52 puntos, o un 1,3%, a 10.634,23, su nivel de cierre más alto desde el 26 de agosto.

El dólar se fortaleció frente al yen en la madrugada. Ello junto con el informe de producción industrial mejor al esperado ayudaban a las acciones japonesas. El euro se negociaba recientemente a 1,44 dólares.

Los futuros del petróleo subían y alcanzaron un máximo de cuatro semanas sobre los 78 dólares por barril.

Entre los metales, los futuros del cobre en Shanghai cerraron el lunes en un máximo de casi 16 meses, mientras que los del oro subían 69 centavos a 1.112,40 dólares la onza.