Los futuros de acciones estadounidenses permanecen prácticamente planos con un ojo puesto en el discurso que hoy pronuncie el presidente de la Reserva Federal. ¿Habrá más medidas de estímulo económico o no? esa es la cuestión. Hasta que Bernanke hable a las 16:00 hora española los inversores se mueven con cautela. En el mercado de divisas el euro sube a 1,44 dólares y, en el de materias primas, el barril de West Texas cae a 84,15 dólares.

Los principales índices de Wall Street se mueven sin rumbo fijo. A media hora de la apertura, el S&P se deja un 0,30%, el Dow Jones un 0,18% y el Nasdaq un 0,25%.

La mayoría de los analistas creen que Bernanke anunciará medidas de estímulo de esquema gradual, lo que decepcionaría a aquellos que buscan la acción dramática, como una nueva ronda de compras de activos o un QE3. James Bullard, presidente de la Fed de St. Louis, dijo el jueves que bajar a largo plazo las tasas de interés probablemente no tendría mucho impacto.

El índice director de Wall Street, el S&P ha subido un 3,2% esta semana, pero aún está por ver si las acciones pueden reunir suficiente fuelle para mantener las ganancias de forma prolongada. Los analistas consideran que los 1.120 puntos son ahora un nivel clave de soporte para el índice.

Además, el mercado también está pendiente de los datos de PIB del segundo trimestre que se publicarán antes de la apertura. Los economistas esperan un crecimiento económico del país del 1,1% en el trimestre, frente a la lectura previa del 1,3 por ciento.

También se conocerá el dato de confianza del consumidor de agosto, del cual se espera un aumento a 56 desde 54,9 del informe anterior.

En el ojo inversor está hoy Bank of America, después de que Warren Buffet haya invertido 5 millones de dólares para comprar el 7% de la entidad, lo que comporta que en sus manos esté el 3% de la gran banca americana. Las acciones de la financiera más grande de EE.UU. se desinflan poco a poco y ceden un 0,78% en la preapertura.

La afamada cadena de joyerías Tiffany ha batido las expectativas del mercado con la presentación de sus resultados del segundo trimestre, durante el cual obtuvo unas ganancias de 86 centavos por acción. Además, sus ventas aumentaron un 30%. Los inversores premian estos buenos números con un avance del 4,18%.