Antes de la apertura del mercado americano, los índices cotizan ligeramente en negativo. La idea de que no todo está resuelto en el mercado estadounidense con el plan Twist y los miedos provenientes de Europa y una posible quiebra de Grecia tiñen el mercado americano también de rojo. Los futuros del Dow Jones ceden un 0,68% hasta los 10.578 puntos, los del Nasdaq un 0,76% y los del S&P un 0,73.

Esta mañana los miembros del G20 trataron de inyectar algo de confianza en los mercados con el compromiso de "una respuesta internacional fuerte y coordinada para hacer frente a los nuevos desafíos que enfrenta la economía mundial”. Sin embargo, a los inversores les sabe a poco, como muestra la vuelta al rojo que han dado las bolsas europeas.

Hoy los futuros apuntan al rojo en Wall Street después de las fuertes pérdidas de ayer en lo que ha sido la peor semana para el índice Dow Jones desde septiembre de 2008: el índice de blue chips ha bajado un 6,74% en los últimos cuatro días.

En el apartado empresarial, las acciones de HP caen (0,03%) tras el nombramiento de Meg Whitman como nueva presidenta y CEO de la tecnológica en sustitución de Léo Aphoteker.

Especial atención hay que guardar a las acciones de Morgan Stanley y Citigroup después de que hayan sido duramente golpeadas en los últimos días por las preocupaciones sobre la exposición de EE.UU. a la deuda griega. De momento, Morgan Stanley pierde un 2,37% y Citi un 1,71%.

Oracle ha estimado que ha sufrido unos 1.160 millones de dólares en daños y perjuicios por los derechos de autor de Android infringidos, supuestamente, por Google. Oracle sube un 0,16%, mientras Google es penalizado con un 5,33% de caída.