Los futuros de los principales índices bursátiles europeos comenzaban la sesión sin una tendencia definida, con avances del 0,70 por ciento en París y recortes del 0,20 por ciento en Fráncfort tras las fuertes caídas vividas ayer. Las bolsas europeas comenzaron la semana con importantes descensos, de hasta el 3,20 por ciento en el CAC parisino, arrastradas por el descenso de las materias primas y la apertura a la baja de Wall Street. El selectivo español Ibex-35 perdió el 2,01 por ciento hasta 9.500 puntos, afectada por la recogida de beneficios y el retroceso de las plazas internacionales.