¡Vaya semanita! Las principales bolsas europeas han experimentado fuertes caídas motivadas, por un lado, por la inestabilidad de Irlanda y, por otro, por las tensiones geopolíticas entre las dos Coreas.

A pesar del plan de austeridad, presentado por el gobierno irlandés, y el rescate del sector financiero, los mercados cotizan que éste pueda no ser suficiente debido a las débiles expectativas de crecimiento de su economía.
Sin embargo, la zona euro se está viendo contagiada por una incertidumbre generalizada, pensando que los próximos candidatos a ser rescatados podrían ser Portugal y España. Con ello, el selectivo español se sitúa en niveles de julio, alejándose notablemente de los 10.000 puntos.

¿Existen oportunidades de compra en el Ibex 35?

Por fundamentales sí, pero por percepción de riesgo no. Así que el siguiente análisis es para inversores de perfil agresivo y horizonte temporal a medio y largo plazo.

Si miramos por rentabilidad/ dividendo podremos comprobar que se sitúa en niveles muy atractivos, cerca del 4,90%. Sin embargo, mirando la última emisión de bonos españoles a 10 años, comprobamos que la rentabilidad se asemeja a la del selectivo español (de un 5%).

Si consideramos el ROE (la rentabilidad sobre los recursos propios), vemos que es de un 20%, que no está nada mal. No obstante, esta buena cifra se debe a la aportación de compañías como Telefónica, Santander o Inditex.
Por PER no sería aconsejable guiarnos, ya que a pesar de que es de 12, se debe principalmente a la bajada en las cotizaciones bursátiles. En este ratio también juega un importante papel las expectativas de crecimiento de la compañía, así que más que invertir en un Ibex con PER 12, decidiríamos invertir en compañías con un negocio diversificado y una elevada exposición en emergentes, como Telefónica, Santander o Repsol.

Si nos detenemos a mirar el Precio/ Valor contable vemos que es de 2,40, por lo tanto, el precio pagado por el accionista es de 2,40 veces respecto al que consta en el balance de la compañía. Dentro del Ibex, los valores más baratos, en función del valor contable son, en gran medida, constructoras y bancos.

Esta situación podría ser porque la valoración del patrimonio es a precio de adquisición y no a valor de mercado. Si el numerador disminuye, el ratio disminuye y, según la teoría cuanto menor sea el cociente más barata es la acción. Pero esta aproximación tampoco es real porque el denominador no se ha ajustado.

Por último, tenemos el Precio/ ventas y el Precio/cash flow. El ratio Precio/ ventas del Ibex es de 1,48 mientras que su Precio/ cash flow es de 7,27. Si aumentan las ventas, el ratio disminuye y más aún si también lo hace el numerador. Los valores que mejoran esta media del Ibex son valores comoFCC, Inditex, Abengoa o Repsol.

Lo mismo sucede con el cash flow, si los fondos generados por la empresa aumentan, el ratio disminuye y más aún si también lo hace la cotización. En este caso, nos encontramos también con FCC y Repsol, además de Gas Natural. Sin embargo, este ratio sería más conveniente utilizarlo para hacer comparaciones entre sectores, debido a las amortizaciones.