La Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (Acea) considera insuficientes los 7.000 millones de euros puestos a disposición de la industria de automoción por el Banco Europeo de Inversiones, si bien la patronal considera que supone un reconocimiento a la importancia del sector en el Viejo Continente. El BEI acordó hoy facilitar una nueva línea de crédito por importe de 3.000 millones de euros para financiar proyectos automovilísticos en Europa, relacionados en su mayor parte con inversiones "verdes". Con ello, la institución eleva a 7.000 millones los fondos disponibles para el sector en la primera mitad de 2009, y prevé mantener importes similares hasta 2012. Acea reconoce que los créditos del BEI contribuirán al cumplimiento de requerimientos en materia medioambiental, pero "son insuficientes" para hacer frente a unas circunstancias económicas "extraordinarias", puesto que existe una necesidad inmediata de financiación.