Varios analistas económicos consultados por EFE consideran positiva la bajada en tres décimas, hasta el 4,2%, de la tasa de inflación, y confían en que los precios de consumo sigan moderándose hasta lograr un IPC interanual entorno al 3% al cierre del año. Para Carlos Maravall, economista de Analistas Financieros Internacionales (AFI), la caída del IPC "es bienvenida y esperada", porque preveía que las máximas tasas de inflación se registrarían en el primer trimestre del año. Maravall avanza que el dato de abril pone de manifiesto la tendencia a la moderación, y añade que a partir de ahora "vamos a ver tasas iguales o más bajas, pero no más altas", y a final de año la tasa podría situarse "incluso en el tres%".