El número de trabajadores de la construcción afectados por expedientes de regulación de empleo (EREs) autorizados por el Ministerio de Trabajo e Inmigración se multiplicó por casi cinco durante los cinco primeros meses del año respecto a igual periodo de 2007, siendo el sector de la construcción el único en el que aumentaron los empleados inmersos en este tipo de procesos.
En concreto, un total de 1.599 trabajadores de la construcción se vieron afectados por un ERE hasta el mes de mayo, un 380% más que en igual periodo de 2007, cuando fueron 333 los afectados. En el resto de sectores se registraron descensos. La mayor caída la experimentó la agricultura, donde los trabajadores afectados por regulaciones de empleo disminuyeron un 78,4% en los cinco primeros meses, hasta sumar 623. En la industria, los empleados implicados en estos procesos bajaron un 41,2%, hasta 11.689 trabajadores, mientras que en servicios descendieron un 20,4%, con 5.841 afectados. La reducción de trabajadores afectados por EREs en estos sectores compensó el aumento de la construcción, de forma que el total de trabajadores implicados en regulaciones de empleo autorizadas por Trabajo descendió un 35,7% entre enero y mayo, hasta 19.752 empleados Hasta mayo, las autoridades laborales autorizaron un 14,1% menos de ERE''s que en el mismo periodo del año anterior, con un total de 1.396 expedientes. De esta cantidad, 1.256 fueron pactados con los representantes de los trabajadores y 140 no pactados, afectando, respectivamente, a 17.883 y 1.869 trabajadores. Del total de EREs autorizados en los primeros cinco meses del año, 596 se encuadran en el sector servicios, con una caída del 25,7% respecto a igual periodo de 2007, mientras que 591 lo hacen en la industria (+28,7%), 125 en el sector agrario (-61,4%) y 84 en la construcción, sector donde los ERE''s repuntaron un 110%. Sube los trabajadores afectados por despidos colectivos Entre enero y mayo, el Ministerio de Trabajo autorizó 864 expedientes de extinción de empleo (despidos colectivos), un 13,4% menos que en igual periodo de 2007. Estos expedientes significaron el despido de 12.788 trabajadores, un 18,3% más. Asimismo, un total de 6.636 trabajadores se vieron afectados por un expediente de suspensión temporal (-66%), frente a 328 que se vieron afectados por una reducción de jornada (+285,9%). Por sexos, los expedientes de regulación de empleo afectaron en mayor medida a los trabajadores varones (13.870) que a las mujeres (5.882). Los primeros cayeron un 42,9% respecto a los cinco primeros meses de 2007, mientras que las mujeres afectadas lo hicieron en un 3,7%.