Los diferenciales de las deudas irlandesa y portuguesa a 10 años marcaban el lunes frente al bund alemán máximos nunca vistos desde que entró en vigor el euro.

Los diferenciales de las deudas irlandesa y portuguesa a 10 años marcaban el lunes frente al bund alemán máximos jamás vistos desde que entró en vigor el euro. 

Este escenario se produce por las preocupaciones sobre la deuda pública de los países periféricos de la eurozona. El spread entre el bono irlandés y el alemán marcaba un nuevo récord desde el euro en 557 puntos básicos, mientras el de la deuda portuguesa marcaba los 450 puntos básicos.