Al final de este año los nuevos créditos al consumo alcanzará los 42.600 millones de euros.
 
El aumento del paro, la propia caída del consumo y las dificultades de acceso al crédito son la causa de una rebaja de hasta un 7%, hasta los 42.600 millones de euros según un estudio de DBK.
 
Este descenso es menor que el experimentado en los años 2008 y 2009. Para este ejercicio DBK señala que que los créditos al consumo detendrán su caída y experimentarán un aumento del 1.