Los créditos al consumo en Estados Unidos han aumentado un 3,75 por ciento en julio (en ritmo anual) tras un alza del 5,9 por ciento en el mes anterior. La cifra corresponde a una subida de 7.500 millones de dólares, inferior a las previsiones de los analistas, que esperaban un aumento de 8.500 millones