Los costes laborales de la eurozona suben un 4% en el segundo trimestre con respecto a la tasa interanual frente al 3,5% del primer trimestre.