Las acciones de Pescanova se disparan en bolsa y llegan a subir más de un 20% después de que los inversores hayan comenzado a digerir muy bien los buenos resultados de lo que queda de la antigua compañía tras su restructuración.

Nueva Pescanova ha entrado en beneficios en 2017, un año antes de lo que preveía el plan estratégico. El impulso de las ganancias se ha producido, entre otras cosas, por la venta de activos no estratégicos.

La compañía pesquera obtuvo un beneficio de 298.000 euros, frente a las pérdidas de 35 millones de un año antes. Eso sí, se ha deshecho de la fábrica de harinas Hasenosa y del negocio en Honduras.

Sin tener en cuenta los extraordinarios, las ventas de la empresa aumentaron un 2% frente al año pasado hasta superar los 1.080 millones de euros. El Ebitda creció un 18%, hasta 80 millones de euros.

Pescanova volvió al parqué en junio del año pasado tras llevar a cabo un profundo proceso de restructuración que acabó con la mayor parte de su capital en manos de Sabadell, CaixaBank, HSBC, BBVA, UBI Banca Internacional, Popular (Santander), Abanca y Bankia. Antes de volver a cotizar la compañía había estado suspendida de cotización cuatro años tras un escándalo de falsificación de cuentas que provocó el concurso de acreedores y que resultó con la imputación de la dirección de la empresa.

El equipo gestor había ocultado unas pérdidas de 791 millones de euros en 2012 y había escondido deudas por más de 2.323 millones de euros. La entidad terminó siendo controlada por la banca y la restructuración terminó con la estructura anterior y la compañía rebautizada, Nueva Pescanova.  La antigua Pescanova sólo controla un 1,7% de la nueva compañía.

Si hay algo que caracteriza a los accionistas de la compañía que cotiza en bolsa es la fortaleza de sus emociones, porque sus títulos han viajado en una constante montaña rusa.

La vuelta al parqué supuso un batacazo porque partían desde los más de 5 euros a los que cotizaba antes de su suspensión. La valoración caída hasta poco más de 0,23 euros para superar la cota de 2,25 ese mismo mes y luego volver a desplomarse por debajo del euro.

Pescanova desde junio

En lo que va de año, las acciones siguen en negativo a pesar de dispararse más de un 28% en la semana. En estos momentos cotizan en 1,15 euros por acción.

Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión sitúan al valor en una clara fase bajista con apenas 1,5 puntos de los 10 posibles.  

pescanova