Los mercados de deuda europeos y de divisas mantenían la inquietud a primera hora del jueves y se preparaban para anotarse ganancias a corto plazo en caso de que de la cumbre de la Unión Europea saliera el esperado plan de rescate de Grecia.  El coste de asegurar los bonos de los Estados europeos frente a un posible impago se mostraba volátil, con caídas desde el principio de la negociación para luego subir hasta los niveles del miércoles.  El índice iTraxx SovX Western Europe, que permite a los inversores comprar o vender coberturas ante impago de 15 emisores de deuda soberana europeos, cotizaba en 97 puntos básicos.