El fabricante francés de neumáticos Michelin anunció hoy que sus beneficios netos cayeron un 70,9% en 2009 hasta los 104 millones de euros, a causa de los gastos de reestructuración emprendidos por el grupo en el periodo. Con una caída de las ventas del 9,8% hasta los 14.807 millones de euros, el grupo registró un resultado operativo de 862 millones, en descenso del 6,3% con respecto a lo registrado en 2008, señaló la empresa en un comunicado.