Los tres megabancos japoneses poseían hasta el pasado 31 de marzo 4,7 billones de yenes (44.389 millones de dólares) en deuda emitida por las hipotecarias Fannie Mae y Frieddie Mac, que han tenido que ser rescatadas por el Gobierno de EEUU. Según informó hoy el diario Nikkei, la Agencia de Servicios Financierios (ASF) de Japón comenzará a investigar la exposición de las empresas financieras niponas a la deuda emitida por estas dos hipotecarias de EEUU. Además, la exposición de las grandes aseguradoras japonesas a estas dos empresas en apuros es de 4 billones de yenes (37.766 millones de dólares).
A diferencia de los productos financieros respaldados por las hipotecas subprime, la deuda emitida por Fannie Mae y Freddie Mac está respaldada por hipotecas concedidas a clientes solventes, por lo que la ASF cree improbable que los precios de su deuda bajen mucho más. "Este es un problema diferente al de las hipotecas supbrime", apuntó un trabajador de un gran banco. La mayoría de las instituciones financieras japonesas planean mantener su inversión por ahora. Mitsubishi UFJ Financial Group es la empresa con la mayor exposición a ambas compañías, con 3,3 billones de yenes (31.173 millones de dólares). Por su parte, la aseguradora japonesa Nippon Life Insurance tenía una exposición de 2,5 billones de yenes (23.619 millones de dólares).