El selectivo español registra pérdidas, ya por debajo de los 10.200 puntos, en la media sesión de una jornada en la que vuelve a ser el peor de Europa, lastrado por los descensos del sector bancario, mientras que continúa la tensión por Cataluña y la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

El Consejo de Ministros extraordinario celebrado el pasado sábado acordó la activación del artículo 155, así como el cese de Puigdemont, Junqueras y demás consejeros del Govern., medidas que no serán efectivas hasta aprobarse en el Senado, previsiblemente el próximo viernes 27 de octubre.

Hoy, el Gobierno ha pedido al presidente catalán que defienda en el Senado sus posiciones sobre las medidas de intervención estatal en Cataluña, contra las que el Parlament abrirá una vía judicial.

"El Govern tiene una posibilidad, que es ir al Senado y hacer las alegaciones oportunas", ha dicho en una entrevista en Onda Cero la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

La número dos del Gobierno no cerró la puerta, no obstante, a la posibilidad de que Puigdemont disuelva antes del viernes las cortes regionales y convoque elecciones en Cataluña, lo que podría desactivar o modificar las medidas.

Sin embargo, el portavoz de la Generalitat, Jordi Turull, ha reiterado que en este momento no había "sobre la mesa" unas elecciones autonómicas en Cataluña, en las que, según un sondeo difundido el domingo, volverían a ganar los independentistas.

Así las cosas, Renta 4 considera que el mercado español probablemente siga cotizando con mayor volatilidad que el resto de los principales mercados europeos a la espera de que se clarifique el escenario político, aunque por el momento los últimos acontecimientos han tenido nulo impacto en el mercado de deuda.

En este sentido, estos analistas destacan que “a pesar del ruido a corto plazo en la bolsa española, consideramos que el fondo del mercado sigue siendo bueno, tanto en términos macroeconómicos como de apoyo de los bancos centrales y de los resultados empresariales”.

“En este contexto, las valoraciones de la renta variable siguen siendo atractivas, especialmente en Europa y aún más en el caso de España”, añaden.

Con todo, el selectivo español es el único entre las principales plazas europeas que registra descensos en la media sesión.

El Ibex 35 pierde un 0,31%; hasta los 10.191,70 puntos.

Indra lidera las ganancias, al avanzar un 2,15%; por delante de Arcelormittal y de Técnicas Reunidas que avanzan un 1,83% y un 1,07%, respectivamente.

En el lado contrario, Siemens Gamesa pierde un 2,0%, seguida de Mediaset, que cede un 1,71% y de Banco Sabadellque pierde un 1,41%

Todos los bancos del indicador español cotizan con descensos. Bankia se deja un 1,34%, Caixabank, un  1,27%; Bankinter, un 1,20%; BBVA, un  1,16%; y Santander, un 0,62%.

En el Mercado Continuo, una sesión más las mayores ganancias son las de Pescanova, que sube un 7,16%; mientras que los títulos B de Abengoa se dejan un 8,33%.

Las principales bolsas europeas mantienen las ganancias de la apertura, a la espera de que se publique la confianza del consumidor de la eurozona de octubre y pendientes ya de la reunión del Banco Central Europeo (BCE) que se celebrará el próximo jueves.

La previsión es que anuncie una reducción en las compras mensuales de deuda pública y privada a partir de enero 2018 desde los 60.000 millones de euros actuales hasta los 30.000 o 40.000, un importe de compras que podría mantener durante seis o nueve meses, es decir, hasta junio o septiembre de 2018.

Asimismo, se espera que el discurso del BCE será muy acomodaticio, dejando la puerta abierta a volver a incrementar el QE en caso de que la situación lo requiera. Los analistas también prevén que Draghi reiterará su intención de mantener los tipos de interés en los mínimos actuales hasta bien finalizado el QE, lo que nos llevaría previsiblemente a 2019 para ver la primera subida de tipos de interés en la Eurozona.

Con todo, Fráncfort sube un 0,43%; París, un 0,53%; Milán, un 0,385; y Milán, un 0,38%. El EuroStoxx50 avanza un 0,49%.

Así las cosas, el euro sigue cediendo terreno frente al dólar y ya se cambia a 1,174 billetes verdes.

El precio del petróleo baja en la media sesión, a pesar de la preocupación por el suministro en Oriente Medio y las nuevas señales de reequilibrio en EEUU. El Brent baja un 0,47%, hasta los 57,63 dólares el barril, al tiempo que el West Texas cede un leve 0,02%, hasta los 51,83 dólares.