El sector financiero se lo dio...y con la misma, se lo quitó. Las subidas que ha estado protagonizando el Ibex 35 durante toda la mañana, que le llevaron por encima de los 8200 puntos, se borran al son que marcan los bancos. Caixabank y Bankinter a la cabeza, con más del 2% de caída.

A pesar de la apertura en positivo de Wall Street, y de la subida del 0.4% que marca el DAX alemán, el selectivo español no duda en posicionarse del lado de las ventas y, al ritmo del 0.4%, desciende hasta los 8.187  puntos. Vuelve a ser el sector financiero el causante de los vaivenes del mercado español. Felix González, socio director de Capitalia Familiar EAFI reconoce que este cambio de tendencia vuelve a tener su explicación "en la consideración de España como próxima puerta de problemas  en Europa".  

Si durante la mañana fueron los bancos, encabezados por Caixabank tras el anuncio de integración de Banca Cívica, los que impulsaron las órdenes compradoras, apenas dos horas antes de tocar la campana de fin de sesión vuelven a colocarse en lo más bajo de la lista. De hecho, la entidad catalana pierde más del 2% y vende sus títulos por 3.02 euros.  Y lo hace acompañado del resto de compañías del sector: Bankinter pierdeun 2.1%, hasta los 4.25 euros, Bankia cede un 1.4% en tanto que BBVA retrocede en torno a un 0.4%, hasta los 6.12 euros.  Ni la entidad que preside Emilio Botín - que ha permanecido durante gran parte de la sesión entre los primeros puestos por revalorización, consigue levantar las pérdidas. Al ritmo del 0.2% sus títulos bajan hasta los 5.96 euros.

Pocos líderes en la sesión tirando del carro de las ganancias. BME suma un 0.6%, hasta los 19.77 euros. Amadeus cotiza con una revalorización del 0.4% en tanto que FCC, ARcelorMittal o Repsol presumen de subidas de más del 0.3% en la sesión, hasta los 17.18 euros, los 14.80 euros y los 19.09 euros, respectivamente.