Los bancos que operan en España redujeron sus peticiones de financiación del BCE un 7,4% en febrero.

Este nivel de dependencia de financiación por parte del BCE es el más bajo desde la caída de Lehman Brothers, en septiembre de 2008.

Así, según los datos publicados hoy por el Banco de España, la banca española solicitó al BCE 49.177 millones de euros en febrero, la cifra más baja desde septiembre de 2008, cuando se pidieron 49.143 millones. Tras subir en diciembre un 9,5 % sus requerimientos de financiación al BCE, las entidades españolas redujeron en enero más del 20 % sus peticiones a la entidad europea, con lo que son ya dos meses consecutivos con recortes.