La cautela se impone en la renta variable española –a la espera de las decisiones del BCE y del Banco de Inglaterra-, y el Ibex no consigue aguantar la tendencia positiva de la apertura, ni la cota tanteada de los 15.000 puntos. Se deja a media sesión un 0,16 por ciento y se coloca en los 14.960 puntos. Sacyr Vallehermoso lidera los repuntes del selectivo del contínuo, en un mercado que –según los expertos- “está muy vulnerable”.
Compás de espera ante la decisión del BCE – se prevé que mantenga los tipos de interés en el 4 por ciento- y del Banco de Inglaterra –el mercado descuenta que subirá el precio del dinero en un cuarto de punto-. Se impone la cautela y, a falta de motivos que justifiquen la toma de posiciones, los inversores optan por las ventas moderadas. Miguel Angel Cicuéndez, asesor financiero de Inversis, asegura que “estamos en un mercado muy vulnerable”, con el euro en máximos. De ahí que las declaraciones del presidente del BCE, Jean Claude Trichet, serán claves, ya que la moneda única “podría romper su tendencia y traer al mercado un elemento de desestabilización”. Por ello, recomienda “ andarse con mucho ojo y relajar las posiciones, ya que podemos ver una fuerte volatilidad”. Los expertos indican que estamos en medio de una tendencia lateral-alcista, pero destacan que el Ibex se está quedando rezagado con respecto al Dax o al Eurostoxx 50, ya que no logra superar con confianza los 15.000 puntos.