Los bancos alemanes podrían sufrir pérdidas adicionales de hasta 90.000 millones de euros por amortizaciones de titulizaciones y préstamos fallidos, según recoge el banco central germano, Bundesbank, en la última edición de su "Informe de estabilidad financiera". En concreto, la entidad presidida por Axel Weber considera que los bancos germanos podrían enfrentarse aún a amortizaciones de entre 50.000 y 75.000 millones de euros por el deterioro del crédito, mientras que podrían amortizar entre 10.000 y 15.000 millones de euros en relación con pérdidas en instrumentos de inversión estructurada.