Comienzan las rebajas de precio objetivo de Inditex por parte de los analistas, aunque mantienen su recomendación de comprar los títulos de la firma textil española después de que presentase unos resultados del primer semestre afectados por la apreciación del euro.

Si un día antes de que presentase sus resultados Morgan Stanley ya le metía la tijera al precio objetivo de Inditex, hoy, un día después de rendir cuentas con el mercado, comienza la temporada de rebajas para la compañía que fundó Amancio Ortega.

Y es que varias firmas de analistas coinciden en revisar a la baja el precio objetivo deInditex, aunque algunas de ellas reiteran su recomendación de compra.

Es el caso de HSBC. Los analistas británicos han bajado el precio de la matriz de Zara en un euro, hasta los 37 euros por acción, al tiempo que ha mantenido su recomendación de comprar.

El mismo caso que Invest Securities, que a pesar de rebajar el precio hasta los 38,90 euros desde los 40,50 euros anteriores, mantiene su consejo de compa.

Otras cinco entidades han bajado el precio objetivo de Inditex desde que ayer presentase sus resultados: Société Générale (hasta los 40 euros desde 46), Haitong Securities (hasta los 30  euros desde los 31), Morningstar (33,50 euros desde 35), Ahorro Corporación (32,78 euros desde 34,39) y GCB Santander (38,9 euros desde 40,50).

 

 

El consenso de analistas de Reuters mantiene su recomendación de compra de Inditex, con un precio objetivo de 36,32 euros por acción, lo que le da a la compañía textil un potencial de subida del 12,4%.

En concreto de las 36 firmas que siguen a Inditex, 21 aconsejan comprar; 12, mantener, y solo dos, vender.

En la sesión de ayer, Inditex cerró con un descenso del 0,84% y hoy vuelve a bajar, aunque ya de forma más leve, con lo el grupo textil registra pérdidas en el acumulado anual, de en torno al 0,30%.

 

 

Inditex presentó unas cuentas afectadas por la apreciación de euro. La revalorización de la moneda comunitaria registrada en los últimos meses impidió que la gallega cumpliera con las previsiones de los analistas en materia de resultado operativo bruto (ebitda) y beneficio neto.

La compañía registró en el primer semestre de su ejercicio fiscal 2017 un beneficio atribuible de 1.366 millones de euros, un aumento del 9% más, mientras que los analistas consultados por Reuters esperaban de media un beneficio neto de 1.388 millones de euros.

Los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión dan una puntuación de 2 sobre 10 a Inditex, al tiempo que consideran que se encuentra en fase bajista, con una volatilidad decreciente tanto en el medio como en el largo plazo.