Los analistas aplauden el último contrato de Ferrovial… pero sigue sin levantar cabeza en Bolsa

El consorcio en el que participa Ferrovial al 50% junto con la empresa malasia Gamuda, se ha adjudicado la construcción de un tramo de la autopista Pacific Highway en Australia. Concretamente, se trata del proyecto Coffs Harbour Bypass, un corredor de 14 km que incluye 12 km de circunvalación desde Englands Road hasta Korora Hill y una mejora de 12 m de la actual autopista.

El presupuesto de inversión asciende a 1.350 millones de dólares australianos (unos 892 millones de euros al cambio actual), lo que lo convierte en uno de los mayores contratos de Ferrovial en Australia. 

“Noticia positiva, tanto a nivel cuantitativo a consecuencia del tamaño del proyecto, como a nivel cualitativo, ya que permite reforzar la presencia del grupo en Australia, donde existen favorables planes para el desarrollo de infraestructuras”, valora Ángel Pérez, analista financiero de Renta 4. No obstante, “el impacto consideramos que es limitado, ya que el negocio de construcción supone alrededor del 5% de la valoración total del grupo”.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Renta 4 reitera la visión positiva en el valor con la recomendación de ‘sobreponderar’ y el precio objetivo en revisión.

“Buenas noticias para Ferrovial”, coincide Juan Moreno, analista de Bankinter, que recuerda que “el contrato implica incrementar en un 7% su cartera de obra pendiente de ejecutar”. Además, “refuerza su posición en el mercado australiano de obra pública”.

“Estimamos un impacto positivo en cotización, aunque moderado, y reiteramos recomendación de ‘comprar’. Sus concesiones de transporte, que representan más del 80% de la valoración, se verán beneficiadas por la recuperación de demanda, y la subida de tarifas ofrece cierta protección frente a la inflación”, cree Moreno.

Las acciones de Ferrovial por el momento no han tenido un tránsito sencillo por la Bolsa este año, con una caída acumulada en lo que va de 2022 de casi un 15%, y la capitalización bursátil ligeramente por encima de los 17.000 millones de euros.