Alberto Alcocer y Alberto Cortina, los Albertos, han decidido plegar velas en la constructora y reducir su participación hasta el 9.06% del capital – desde el 12.5% anterior- ante la presión del mercado sobre la cotización y la banca acreedora.
Los Albertos se han deshecho de un 3.44% de ACS para pagar a la banca acreedora. Así lo informa esta mañana Expansión citando “la presión del mercado sobre la cotización del grupo constructora y de la banca acreedora sobre Cortina y Alcocer que habría condicionado esta retirada del capital de ACS”. Y no es para menos. En lo que va de año el valor se ha dejado cerca de un 37% en bolsa.

Los socios pasan del 12,5% al 9,06% del capital, según han comunicado a la CNMV, y ceden a Florentino Pérez (12,52%) el puesto de segundo máximo accionista de ACS. La familia March se mantiene como principal propietario, con un 18,3%. (Vea:Las empresas del Ibex aprovechan las caídas para comprar autocarteras”) .

El valor, reconocen los expertos, tiene un volumen de deuda elevado que le podría llevar a vender activos “por ejemplo, su participación en Iberdrola, lo que le podría llevar a registrar unas minusvalías de 2.500 millones de euros. Además, estas minusvalías le podrían llevar a hacer alguna ampliación de capital”, explica Nicolás López, director de análisis de MG Valores. Este experto reconoce que se pueden mantener posiciones si no se tiene una gran parte de la cartera teniendo en cuenta, eso sí, que se necesitará un plazo de 3.-4 años hasta que se sanee. El departamento de análisis de Carax-Alphavalue mantiene la recomendación de compra sobre el valor - con un objetivo de 22.8 euros.