Los accionistas minoritarios de Metrovacesa decidirán mañana en Junta General si apoyan o no los planes de los dos principales socios de la inmobiliaria -la familia Sanahuja, por un lado, y Joaquín Rivero y su socio Bautista Soler, por otro- que en febrero acordaron dividirse la compañía. La familia Sanahuja controla el 39,61 por ciento de Metrovacesa y Joaquín Rivero y su socio Bautista Soler tienen entre los dos el 36,14 por ciento del capital. Las acciones de Metrovacesa se dejan un 0,19 por ciento y se colocan en los 79,95 euros.