Los accionistas de Ahold aprobaron hoy la venta de su filial estadounidense U.S. Foodservice por 7.100 millones de dólares (5.293,7 millones de euros), así como la propuesta de la compañía de devolver 3.000 millones de dólares (2.236 millones de euros) a los accionistas a través de un pago en metálico y un 'contrasplit'.