Los ministros de Economía de la Unión Europea buscarán mañana un acuerdo para crear un nuevo órgano, el Consejo Europeo de Riesgos Sistémicos, cuyo objetivo es prevenir que se repitan crisis económicas y financieras como la actual. Su función será observar y evaluar las posibles amenazas para la estabilidad financiera, emitir alertas de riesgo y recomendaciones de actuación y vigilar su aplicación. Sin embargo, las medidas correctivas que aconseje para evitar una crisis no tendrán carácter vinculante y podrán ser ignoradas por los Estados miembros.