Los líderes de los 27 han acordado hoy conceder al Fondo Monetario Internacional (FMI) un crédito de 75.000 millones de euros (algo más de 100.000 millones de dólares), con el objetivo de doblar la capacidad de la institución para ofrecer financiación a países en apuros, informaron fuentes comunitarias. El FMI lleva meses pidiendo un aumento de sus recursos para garantizar que puede asistir a los países más golpeados por la crisis. La institución con sede en Washington ha prestado ya 50.000 millones de dólares a gobiernos con problemas y dispone de otros 200.000 millones, pero calcula que sus necesidades pueden llegar a 500.000 millones. Japón ha ofrecido un préstamo de 100.000 millones de dólares, por lo que todavía hacen falta otros 150.000 millones.