El ministro británico de Finanzas, George Osborne, presionará al Lloyds Banking Group para que venda más filiales de las que Bruselas le ha ordenado.

Según órdenes de Bruselas, Lloyds debería vender 600 sucursales, pero el gobierno británico quiere que sean más en beneficio de la competencia en el sector. Así lo informa hoy el diario Financial Times, según el cual Osborne instará a la dirección del banco a planear esas ventas adicionales, aunque el propio Lloyds cree que es algo que va a perjudicar a clientes y accionistas