El índice PSI-20 de Lisboa cierra el jueves con una caída del 5% a 7.442,99 puntos por el contagio de los temores sobre la deuda de Grecia a los mercados de la Península Ibérica, lo que ha aumentado la preocupación sobre la sostenibilidad del déficit de Portugal. El pánico ha provocado ventas que han afectado principalmente a los bancos: BCP -7,5%, BPI -7,3%. Las empresas con mucha deuda o muy centradas en el mercado interno, como las constructoras.