Los bancos de inversión y las firmas hipotecarias sufren nuevos recortes de perspectivas por parte de las firmas de inversión. Desde Lehman Brothers han revisado a la baja sus previsiones sobre Fannie Mae y Freddie Mac, mientras que desde Bernstein se muestran más pesimistas sobre Morgan Stanley, Goldman Sachs y Lehman Brothers.