Las ventas mundiales del grupo alemán BMW, que comprende las marcas BMW, Mini y Rolls-Royce, alcanzaron 101.589 unidades durante el pasado mes de abril, lo que representa un descenso del 23,8% respecto al mismo mes de 2008, informó hoy la filial española de la empresa. En los cuatro primeros meses del año, las entregas de la corporación con sede en Munich se situaron en 378.859 unidades, lo que se traduce en una reducción del 21,9% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente. El responsable de Ventas y Marketing de BMW, Ian Robertson, aseguró que la situación de los mercados automovilísticos mundiales sigue siendo "desafiante", y destacó que la empresa consiguió ganar cuota de mercado en el segmento 'premium' en el primer cuatrimestre.