El fabricante alemán de automóviles Audi, del grupo Volkswagen, vendió en todo el mundo 65.900 coches durante el pasado mes de agosto, lo que supone una disminución del 2,7% respecto al mismo mes de 2008, anunció hoy la compañía. En los ocho primeros meses del año, las entregas mundiales de la firma de los cuatro aros totalizaron 616.850 unidades, lo que se traduce en una reducción del 7,5% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente.