Las ventas minoristas alemanas han subido un 0,3 por ciento mensual en julio en términos reales y han caído un 1,5 por ciento con respecto al año anterior, según las cifras preliminares de la oficina de estadísticas. Los analistas esperaban una subida mensual del 0,5 por ciento, con lo que el dato está por debajo de lo esperado.