Las ventas minoristas de Alemania subieron medio punto porcentual en el mes de abril, hasta dejar la tasa intereranaual en el -0,8%. Esta cifra se coloca por encima de las previsiones de los analistas que apuntaban a un recorte de una décima en el dato.