Las ventas minoristas alemanas registraron en 2009 un descenso del 1,8% en términos reales, la peor evolución desde la introducción del euro, señaló el martes la oficina federal de estadísticas. No obstante, los alemanes gastaron más dinero en bienes de consumo y servicios en la temporada vacacional que en noviembre, según datos oficiales. En diciembre, el volumen de ventas minoristas aumentó un 0,8% en términos ajustados, sólo una décima por debajo del 0,9% previsto por los economistas consultados por Dow Jones Newswires. En términos interanuales, las ventas minoristas reales cayeron un 2,5% en diciembre.