El Grupo Banco Pastor logró un beneficio neto de 141,1 millones de euros hasta marzo, lo que supone un incremento del 167,3% respecto a igual periodo de 2007, gracias a los extraordinarios. Según ha informado hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), esta cifra incluye las plusvalías de 111 millones de euros de ingresos extraordinarios procedentes de la venta del 1,14% de Unión Fenosa, operación sin la que la ganancia neta hubiese sido de 62,8 millones, el 19% más.
La evolución se fundamenta en la fortaleza comercial y la liquidez de la entidad, ya que el 71,6% de los recursos proceden de los clientes. El margen de intermediación subió un 13% a 140,97 millones, la tasa de eficiencia mejoró (sin considerar las plusvalías de 111 millones por Fenosa) al 37,4% (frente al 39,2% a finales de 2007), y el core capital sumó 42 puntos básicos al 6,52%. En cuanto a la calidad crediticia, bajo la lupa de los analistas en estos tiempos de desaceleración y turbulencias financieras, Pastor reconoce que 'la morosidad ha empezado a notar unos inevitables síntomas de crecimiento', con la tasa de impagos subiendo en 0,44 puntos respecto a diciembre hasta el 1,26% a finales de marzo. Asismismo, las provisiones aumentaron en el trimestre en 35,7 millones a un total de 473 millones, aumentando las provisiones específicas un 16,3% a 94 millones. Según Pastor las provisiones se encuentran en un nivel razonable teniendo en cuenta la situación del mercado.