Los siete bancos medianos españoles ganaron en conjunto 725,39 millones de euros hasta marzo, un 20,53% más que en el mismo periodo de 2007, a pesar de la crisis financiera y de la desaceleración económica que empieza a notarse en el menor crecimiento del crédito y en el alza de la morosidad. Esta subida de dos dígitos contrasta con el aumento más discreto de los cinco grandes, que ganaron 5.458 millones de euros hasta marzo, el 6,18% más, si bien es cierto que el incremento de los resultados de la banca mediana se sustentó principalmente en el Banco Pastor, cuya ganancia creció un 167,3% por las plusvalías obtenidas con la venta de su participación en Unión Fenosa.
Este fuerte aumento de Banco Pastor, unido a los buenos resultados de Banesto, consiguieron mitigar los efectos del descenso en el beneficio neto de Bankinter, que perdió el 13,5%. Así, descontado Bankinter, que redujo su beneficio neto hasta 73,65 millones de euros, los otros seis bancos medianos -Banesto, Sabadell, Pastor, March, Valencia y Guipuzcoano- ganaron un 25,92% más. La entidad "mediana" que más ganó fue Banesto, ya que logró un beneficio neto de 217,63 millones, un 16,1% más, gracias al negocio crediticio, que se incrementó el 15,9% y a los recursos gestionados de clientes, que repuntaron el 8,2%. El segundo banco mediano con mayores ganancias netas fue el Sabadell, con un beneficio de 217,27 millones, el 4,7% más que en los tres primeros meses de 2007, gracias a que los recursos gestionados aumentaron un 3,8% hasta los 83.285,50 millones, de los que 64.889,17 millones correspondieron a recursos en balance. El tercero por ganancias fue Banco Pastor, que logró un beneficio neto de 141,06 millones de euros de enero a marzo de este año, un 167,3% más, gracias a los extraordinarios obtenidos por la venta en enero de su participación del 1,14% en Unión Fenosa. Sin estas plusvalías de 111 millones de euros, operación sin la que la ganancia neta hubiese sido de 62,8 millones, el 19% más. El siguiente en la lista fue Bankinter, con un beneficio neto de 73,65 millones, un 13,5% menos que en los tres primeros meses de 2007, ganancia en la que destaca el aumento del 16,14% de la inversión crediticia hasta los 38.187 millones de euros. Por su parte, el beneficio neto del Banco de Valencia, que llegó a 39,71 millones con un incremento interanual del 13,19%, se basó en el aumento de un 12% del volumen de negocio hasta 33.800 millones de euros y al volumen de negocio acumulado, que creció un 36,98% en tasa interanual. Por último, el Banco Guipuzcoano cerró el trimestre con un beneficio neto de 14,87 millones, un 6,6% más gracias a que el margen de intermediación creció el 6,9% y el margen básico, el 2,8%.