Las ventas de vehículos industriales usados se situaron en 59.862 unidades en los seis primeros meses del año, lo que supone una caída del 32% en comparación con el mismo período de 2008, según datos de Urban Science para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam). La organización explicó que la coyuntura económica y las restricciones del crédito, unidas al parón de la construcción y del transporte, han reducido "drásticamente" los pedidos en la primera mitad del ejercicio. Ganvam insistió en la necesidad de poner en marcha un plan de ayudas para la renovación del parque que favorezca la retirada de vehículos industriales de más de diez años de antigüedad, a cambio de la compra de vehículos pesados nuevos o seminuevos.